Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Antuna admite frustración por falta de gol

El "Brujo" aceptó que la adaptación a Chivas no fue sencilla para él.

Uriel Antuna
Foto: Mexsport

Uriel Antuna quiere revancha y levanta la mano de cara al siguiente torneo. El Brujo sabe que la adaptación no fue nada sencilla para él, venía en plena consolidación con el Galaxy, haciendo goles con la selección del Tata Martino, pero el cambio a Chivas fue mayúsculo y aceptó que cuando llegaron las críticas se frustró, pero que para este curso él está listo para dar su mejor versión.

“Eso es a lo que venía estado acostumbrado, como venía en selección y el Galaxy. Que me traten de exigir goles no me extraña tanto. Venía acostumbrado a meter goles y desgraciadamente aquí no se me dio el anotar, ahora lo estoy tratando más con calma, tratando de jugar para el equipo. Si se puede anotar goles, bien, si se puede dar asistencias, bien, sí sentí un poco de frustración, pero yo estaba tranquilo, siento yo que estaba agarrando mejor nivel, iba de menos a más. Para este torneo espero estar fino”, dijo.

Antuna sentenció que nunca podrá tener contento a todo el universo de aficionados del Rebaño, pero que él no va a parar en su intento de hacer las cosas bien y que sus metas en Chivas son muy altas, quiere trascender con los rojiblancos.

“El jugador a esto se expone, a ser criticado siempre. Nunca vas a tener contenta a toda la gente, yo prácticamente me enfoqué y me centralicé en lo que quería y en lo que tengo que hacer dentro del campo. Mucha gente habla por hablar, sin darse cuenta que yo llego dos horas antes a entrenar, me levanto a hacer mis activaciones, me quedo una hora más en el gimnasio, llego a mi casa y hago un poquito más, todo ese tipo de cosas la gente no las ve, solo hablan por hablar", expresó.

"Desde antes de llegar, siempre he tenido una perspectiva muy alta de Chivas, es un equipo muy grande, con mucha historia, simplemente se escucha en todo el mundo, me hacía la idea de lo que era venir acá. Al momento de estar acá es un poco pesado, de cierta manera, la adaptación, pero desde que llegué me sentí muy cómodo, tanto Ricardo, como Amaury, el profe Tena, los jugadores, siempre estuvieron al pendiente de que no me faltara nada", agregó.

FInalmente, admitió que no fue sencillo lidiar con la presión de llegar al club rojiblanco, pero que entregó todo de sí.

“Desde que me presentaron la propuesta, me hice la idea de que es un equipo grande, el peso de que es llegar quien sea, fuera yo o fuera Pocho, cualquier otro jugador le hubieran cargado el peso, no simplemente por como fui yo. Fue difícil porque no estaba adaptado a la liga, estaba en otro tipo de futbol, pero yo siempre he trabajado al máximo para estar al mayor de mi nivel, si bien no se me dieron las cosas, siempre he trabajado para dar lo mejor”.

CGE