La cantera aprieta el paso para convencer a Vucetich Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

La cantera aprieta el paso para convencer a Vucetich

Ya hay al menos tres jugadores que levantan la mano para buscar un lugar en el primer equipo.

Jesús Orozco Chiquete
Jesús Orozco Chiquete. | Imago7

El torneo va tomando vuelo y Chivas tendrá que echar mano de la cantera ante las inclemencias propias del torneo, bajas de juego o problemas por el covid-19. Por lo pronto ya hay al menos tres jugadores de la Sub 20 que levantan la mano para buscar un sitio en el primer equipo.

Las fuerzas básicas de Chivas pueden ser de gran utilidad para este torneo, y Víctor Manuel Vucetich ha demostrado que confía en los chicos formados en La Gigantera, sabe que están listos, y si los necesita, están a la altura de las exigencias de la Primera División.

El arco es una posición con varios elementos que han destacado en el plano del futbol base, uno de ellos es Raúl Rangel, el famoso Tala, un arquero con buena presencia física. También está Gilberto García, un contención todo terreno, y Jesús Orozco Chiquete, el capitán de la Sub 20, un central zurdo con salida.

El Tala Rangel es un portero que a sus 19 ya suma dos pretemporadas con la Primera División, tiene altura, liderazgo, es titular en el Tapatío, y en cuanto haya una oportunidad en el máximo circuito, será tomado en cuenta por su buen desempeño en las básicas.

Sobre sus procesos en Gigantera, el Tala habló y señaló que al principio era central, pero el arco lo lleva en las venas.

“Empecé siendo central por alto, el cambio de posición surge gracias a mi papá, porque todos me decían que él era portero y que era muy bueno, la verdad, entonces yo veía cómo la gente se expresaba de él. Yo dije ‘yo quiero que algún día la gente hable así de mí’. Se acabó el torneo, me dieron vacaciones, pero yo intuía que me iban a hablar. Me presento con Marcelo Leaño, me dice ‘vas a tener vacaciones, y no creas los rumores que vas a ir con primera’. A los tres días me marca y me dice ‘te vas a la pretemporada con Primera División’. Yo sentía una euforia muy grande y mucha felicidad, hasta cierto punto en mi interior, decía ‘creo que me lo he ganado por cómo vengo trabajando’, entonces fue una grata sorpresa”.

Gilberto García a sus 20 años ha mostrado gran temple, es un contención con potencial, tiene buen pie, es un volante de esos que Chivas potencializa, al estilo del Pocho Guzmán. Gil roba la pelota y no acaba ahí su función, tiene criterio y siempre encuentra a los delanteros dejándoles la pelota limpia. Tiene los días contados en el futbol base para dar el brinco a Primera.

“En Chivas siempre he jugado de mediocampista, hubo momentos en que en Sub 15, Francisco Robles me puso de lateral derecho, y en Sub 17, Rodolfo Jáuregui me utilizó de central, pero de contención o volante mixto es donde me siento más cómodo. Ya he sido campeón en Sub 20, en la IberCup de España, en el torneo Sub 15 Internacional y en la eliminatoria en Pachuca para asistir a la Manchester United Cup”, comentó a la página oficial del Rebaño.

Por su parte, Jesús Orozco el Chiquete, a sus 18 años es el capitán de la Sub 20, es un central que defiende a carta cabal, pero también sabe salir con la pelota controlada; zurdo, lo que lo hace más valioso, es un zaguero cercano al 1.90 con buen juego aéreo, además con buen recorrido. Ha jugado de lateral izquierdo, eso le abre más opciones, no se limita a su posición y le gusta salir jugando, es la joya de la Sub 20 y Vucetich ya le ha echado el ojo al llevarlo a la pretemporada en Playa del Carmen.

CGE