Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Se derrumba escuela en Nairobi, niños perdieron la vida

El piso superior, hecho de hormigón, se hundió y cayó sobre las aulas de la planta inferior que albergaban a niños de educación primaria, de menos de cinco años de edad.

Foto: Reuters

Al menos siete niños murieron hoy y 57 tuvieron que ser hospitalizados al derrumbarse una escuela en Nairobi, confirmaron los servicios de emergencia y las autoridades.

"Tras el derrumbe del edificio, hay 57 estudiantes que han sido trasladados al hospital para recibir tratamiento y podemos confirmar que ha habido siete muertes", dijo el portavoz del Gobierno de Kenia, Cyrus Oguna, a los periodistas.

El derrumbe afectó a la escuela Precious Talent School en la zona de Ngando, en el oeste de la capital keniana, donde el edificio de dos plantas y construido con madera y paneles de metal se vino abajo en torno a las 07.00 hora local (04.00 GMT).

Tanto los servicios de emergencia como los propios vecinos de la zona intervinieron en el rescate de los alumnos del centro, que quedó reducido a escombros.

El director de comunicaciones del servicio de ambulancias Saint John, Fred Majiwa, explicó que el piso superior, hecho de hormigón, se hundió y cayó sobre las aulas de la planta inferior.

El piso superior albergaba a niños de educación primaria de menos de cinco años de edad, mientras que en el inferior estudiaban alumnos mayores.

El propietario de la escuela, Moses Wainaina, calificó la tragedia de "accidente" y culpó a las autoridades municipales por unas recientes obras de alcantarillado que, a su juicio, debilitaron los cimientos del edificio.

Una mujer consuela a un niño que perdió a su hermana en el derrumbe. (Foto: REUTERS)
Tenían buenas intenciones de ayudar a esta escuela, pero ha ocurrido un accidente
subrayó Wainaina mientras atendía a padres enojados por el suceso.

Aunque la escuela es privada, el portavoz del Gobierno aseguró que el Ejecutivo correrá con los gastos de la atención médica que reciban los niños heridos, ingresados en el Hospital Nacional Kenyatta de Nairobi, el centro médico público más grande del país.