Huracán Ida deja graves daños en Nueva Orleans Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Huracán 'Ida' deja graves afectaciones en Nueva Orleans

'Ida' dejó por lo menos una persona muerta cerca de Nueva Orleans, además causó la caída de cientos de árboles y más de un millón de usuarios quedaron sin luz.

Foto: Especial

El huracán 'Ida' irrumpió el 29 de agosto en las costas de Luisiana como categoría 4, con vientos de hasta 240 km/h. 'Ida' dejó por lo menos una persona muerta cerca de Nueva Orleans, además causó la caída de cientos de árboles y techos destruidos, los vientos dejaron sin electricidad a más de un millón de usuarios, incluyendo Nueva Orleans, según el sitio PowerOutage.US.

Tras la entrada de 'Ida', una persona murió por la caída de un árbol en la localidad de Prairieville, al noroeste de Nueva Orleans, dijeron autoridades locales.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC en inglés) señaló que 'Ida' creó una "situación de peligro de muerte" y exhortó a la ciudadanía en "tomar todas las medidas necesarias para proteger su vida y propiedades".

Ante la llegada del huracán, algunos medios de comunicación locales trataron de realizar algunas transmisiones en vivo; los vientos eran tan fuertes que era casi imposible mantenerse de pie.

El presidente Joe Biden consideró a 'Ida' "una tormenta que amenaza las vidas" y que "sigue devastando todo aquello con lo que hace contacto".

Por su parte, el gobernador Edwards advirtió que este huracán será "una importante prueba para el sistema de prevención de inundaciones del estado, que fue expandido tras el devastador paso de Katrina (...) La tormenta trae varias dificultades para nosotros, con los hospitales tan llenos de pacientes de covid-19", agregó.

El estado sureño, con una baja tasa de vacunación, ha estado entre los más golpeados por el coronavirus.

Durante la madrugada del lunes, el huracán se fue degradado a tormenta tropical según informaron los servicios meteorológicos estadounidenses. Hasta ahora, los riesgos de inundaciones se encuentran latentes en los estados de Misisipi y Alabama.