Enrique Alfaro respalda a fieles de la Luz del Mundo Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Enrique Alfaro respalda a fieles de la Luz del Mundo

El gobernador pidió no satanizar a los feligreses.

Enrique Alfaro emitió un mensaje en el evento
Foto: Gobierno de Jalisco.

La iglesia y los fieles de la luz del mundo tienen el respeto del gobernador Enrique Alfaro.

Al ser cuestionado el primer mandatario jalisciense sobre el congelamiento de cuentas bancarias, por órdenes del gobierno federal, de la iglesia Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad, la Luz del Mundo, Enrique Alfaro pidió no satanizar a los feligreses.

TE RECOMENDAMOS: GRESCA EN SAN JUAN DE DIOS, barristas de Chivas golpean a aficionados de Atlas.

“Lo que yo tengo que expresar es que la comunidad particular de la hermosa provincia tiene mi respeto, tiene por supuesto el reconocimiento como una iglesia importante de nuestra ciudad y nuestro estado, y que yo creo que ese asunto se tiene que aclararse con forme a derecho, pero no satanizar a la comunidad porque eso me parece también un extremo equivocado, es decir, se está juzgando a una persona, a la cabeza de una iglesia, pero me parece que juzgar desde ese punto a quien profesa esta creencia es un grave error”, comentó.

El mes de agosto del 2019, la luz del mundo promovió varios amparos para evitar que el gobierno federal le congelara sus cuentas bancarias.

La religión encabezada por Naasón Joaquín García, solicitó la protección de la justicia federal tras su detención. Los amparos iban dirigidos a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria.

La mañana del miércoles, Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera informó del congelamiento de seis cuentas bancarias por 1 millón 569 mil dólares.

También se desarticulo una red de trata de mujeres a la cual se le bloquearon 52 millones 618 mil pesos.

El 4 de junio del 2019, Naasón Joaquín García, fue detenido en Sacramento, California, acusado de 26 cargos de pornografía infantil y abuso sexual.

Los ilícitos se cometieron en un periodo de cuatro años. El apóstol de Jesucristo, como lo nombran sus fieles, supuestamente obligaba a sus víctimas a particular en actos sexuales bajo la amenaza de que si no lo hacían faltarían a Dios.