La Primavera. Recorren zona quemada buscando especies sobrevivientes Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Tras incendio, recorren zona afectada en busca de especies sobrevivientes

La Unidad de Rescate de Fauna Silvestre de Tlajomulco busca indicios de animales en las zonas afectadas por el incendio en el bosque para colocar fuentes de agua.

Buscan especies sobrevivientes a incendio en La Primavera
Foto: Diana Barajas

14 horas después de que el incendio en el paraje Los Volcanes fue controlado, la Unidad de Rescate de Fauna Silvestre de Tlajomulco comenzó un recorrido en las áreas afectadas para recabar indicios de los mamíferos, reptiles, aves e insectos que lograron sobrevivir a la furia de las llamas.

Chapulines y arañas es lo que más se avista debajo de las rocas, el mejor refugio para ellos durante este tipo de siniestros, de acuerdo con el titular de la unidad, Luis Alberto Cayo Cervantes. “Son los mejores refugios para los insectos, incluso para las lagartijas, se acumulan en los agujeros hasta que pase el fuego”, comentó.

Ocho elementos de la unidad recorren las áreas quemadas en busca del rastro de las especies afectadas. Sus ojos y un palo de metal para mover la hojarasca y el pastizal quemado son sus herramientas para detectar huellas, excremento o cualquier señal de vida. Luego generan un registro de las rutas de desplazamiento de los animales que sobrevivieron o van de paso por la zona, para colocar agua en su camino y darles una segunda oportunidad en medio del calor y la sequía que deja el fuego.

“Una vez que detectemos una zona donde hay una transición importante de animales, podemos apoyarlos con algún oasis o fuente de agua constante para evitar que puedan moverse a las casas”, explicó.

Moverse despacio y observar con cuidado son las claves para ver más allá de lo evidente: “El hecho de estar observando y ver qué es lo que se está moviendo a tu entorno es lo que te va a dar pauta a encontrar. Si encontramos insectos va a haber animales que comen insectos, si encontramos lagartijas, animales que comen lagartijas, entonces la observación es clave y primordial”.

Dos días después del recorrido, cuando el calor en la zona haya descendido y conserve por más tiempo el agua, los rescatistas regresarán para instalar fuentes de líquido en las rutas de desplazamiento de los animales. Lo que sigue es esperar a que el bosque se recupere por sí mismo con el transcurso de los días.

“Con el paso del tiempo, en siete días aproximadamente estarán los primeros rebrotes de pasto aquí en la zona, con esos rebrotes ya tienen por lo menos un poco de alimento, que son en su mayoría los que tienden a moverse más, a diferencia de una serpiente o un animal que se alimente de otros animales”, precisó Cayo Cervantes.

Los rescatistas repetirán la operación en cada área afectada y después de cada incendio, por lo menos durante los próximos dos meses, hasta que la temporada de estiaje finalice.

CGE