Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Más de 700 cuerpos sin nombre en panteones del estado

En lo camposantos habilitados en El Salto, Tonalá y Guadalajara hay restos que no han podido ser identificados; solamente 33 han sido reconocidos por sus familiares.

Foto: Jorge Martínez

Cada gaveta es una historia de dolor, un monumento a la impunidad, la representación más cruda de la descomposición social que tiene a cientos de personas desaparecidas en Jalisco.

Actualmente, 773 cadáveres que no han sido reclamados, se encuentran en los panteones forenses habilitados en El Salto, Tonalá y Guadalajara.

En el camposanto ubicado en El Salto, han sido sepultados del 3 de abril al 13 de septiembre del 2019 134 cadáveres, mientras que del 2 de noviembre al 7 de diciembre del 2018, se realizaron 100 inhumaciones, para un total de 234 restos. Sólo ocho han sido identificados, cuatro permanecen en el panteón porque sus familiares no cuentan con recursos para sepultarlos en otro lugar.

Los cadáveres pertenecían a Juan Carlos Landeros Torres, nacido el 3 de diciembre de 1990 y fallecido el 14 de mayo del 2018. Su cuerpo fue sepultado el 3 de abril del 2019; Israel Mascorro Jaramillo, nacido el 22 de diciembre de 1975, murió el 14 de abril del 2019, su cuerpo se encuentra en la gaveta 42, espacio D; Álvaro Cárdenas Chávez, nació el 29 de mayo de 1987, pereció el 5 de mayo del 2019, su cuerpo está en el cementerio desde 1 de agosto; del último cadáver se desconoce su identidad porque su nombre no aparece en la lápida.

Durante 2019, el día con más inhumaciones en el panteón forense de El Salto fue el pasado 13 de septiembre, cuando fueron sepultados 19 cuerpos, en julio sumaron 16, en mayo fueron 12 y en abril 10. En 2018, el 23 de noviembre ingresaron al panteón 27 cuerpos no identificados, el 25 de noviembre sumaron 12 y el 14 de diciembre 26.

Actualmente, sólo quedan 324 gavetas en el panteón que fueron adquiridas por el gobierno del estado, sin embargo, no se pueden utilizar porque no han sido acondicionadas.

En el Panteón de Coyula, Tonalá, existen al menos 172 cuerpos, el encargado del camposanto asegura que ninguno ha sido identificado. Ese fue el primer panteón forense. Su construcción se detuvo porque los vecinos se opusieron al proyecto. Aún quedan gavetas solas, pero fueron ocupadas por los vivos, indigentes que encontraron en ellas un hogar.

El Panteón Guadalajara, el más grande de México, alberga el tercer panteón forense. Con 367 cuerpos sin identificar, entre los cadáveres hay niños y al menos un par de extranjeros. 25 cuerpos están identificados, la mayoría eran hombres jóvenes cuyas edades van de los 20 a los 35 años.

Todos los cuerpos fueron inhumados en el año 2018, tras la crisis de saturación de cuerpos en el Servicio Médico Forense. Las personas identificas cuyos restos permanecen en el panteón Guadalajara son: Roberto Jiménez Ibáñez, Roberto Javier Pinzón Delgado, Guillermo Camiño Rea, José García Contreras, Alfredo Eliud Loyden Sosa, José Guadalupe Cruz Zamora, Kurt Aguilar González, Juan Manuel Saldaña Montes, Rosaura García Jimenez, Sergio Enrique Rodríguez Coronado, Felipe de Jesús Montoya, Cristian Raul Mayo Cámara, Eduardo González Rodarte, José Luis Aviña González, Miguel Ángel Velázquez Castillo, Sergio Jiménez González, José Morales Galván, Oscar García Martinez, Nanci Coral I Cruz Ramos, Lenin Salvador Gómez Arvizu, Luis Alfonso Uribe Leyva, Luis Antonio Acuña Martínez, Carlos Andrés Vázquez Miranda, Jesús Alejandro Ovalle y José Alejandro Mariscal Ibarra.

En una de las tumbas, donde están los restos de un hombre no identificado alguien escribió: “hermano, hermana, tú que tienes a quien llorarle no te olvides de mí. Aquí yacemos cientos de víctimas de la violencia y la descomposición social, una oración por nosotros, por amor”.