Médica denuncia presunto abuso policial Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Médica denuncia presunto abuso policial

"Lucy" señala que una oficial de la policía zapopana la detuvo arbitrariamente y con uso excesivo de la fuerza el pasado miércoles, cuando regresaba de su trabajo.

Foto: Archivo

Un nuevo caso de presunto abuso de autoridad fue cometido el pasado miércoles por parte de policías de Zapopan. Esta vez, la víctima es una médica de 28 años, estudiante de la especialidad en cirugía general, a quien llamaremos Lucy, pues prefirió no revelar su verdadera identidad por miedo a represalias.

El miércoles 29 de julio, Lucy llegaba a su casa luego de una larga jornada de trabajo en el Hospital Civil. Eran las 11:30 de la noche, cuando al estacionas el auto frente a su casa se percató de que una patrulla le hacía señales para que bajara del vehículo.

Después una policía mujer se acercó y le informó que habían recibido un reporte ciudadano de una persona que estaba escuchando música a un volumen muy alto. En la patrulla, con placa Zp0139, había otros dos policías varones pero fue la policía mujer quien le dijo a Lucy que iban a detenerla.

"Procede la mujer policía a quererme bajar del coche, yo empiezo a palabrear con ella en el aspecto de que no me podía llevar, no me podía esposar, mucho menos procesar y menos por una falta administrativa que no había realizado yo", narró.

Pero Lucy cedió y bajó del vehículo en un intento de mediar la situación. Sin embargo, la elemento de seguridad comenzó a someterla.

"Me jala del coche, me empieza a forcejear, me quiere someter, yo no opuse resistencia, me pone la esposa primero en la mano derecha, me la dejó marcada en todo el brazo y empezó a someterme cada vez más".

Una vez arriba de la patrulla, Lucy comenzó a gritar a su madre, quien se encontraba dentro de su domicilio, en un intento por evitar una detención que le parecía arbitraria.

"Mi mamá sale y ya empiezan a hablar con ella. Para esto a mí ya me tenían arriba de la unidad esposada. Habla mi mamá con ellos, como que llegan a un acuerdo, no sé, no le dieron argumentos... terminaron soltandome", contó.

La policía causó lesiones a Lucy en ambas extremidades. En el brazo derecho le provocó hematomas y en el izquierdo una luxación. Su muñeca vendada evidencia del uso de fuerza excesivo durante la detención.

"No pueden estar deteniendo así gente, ¿sabes?. Yo vengo cansada del hospital, vengo de hacer mis guardias, vengo de atender a mucha gente. Llegas a tu casa a querer descansar y que de repente te paren sin ningún motivo...".

Lucy considera que la detención y las lesiones que sufrió fueron una violación a sus derechos humanos, así que la tarde de este viernes interpuso una denuncia ante la Fiscalía del Estado.

CGE