Un grito de independencia desolado Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Un grito de independencia desolado

Sin gente, sin la algarabía usual de la fecha debido a la pandemia de covid-19, se llevó a cabo la ceremonia que conmemora el inicio de la lucha de independencia de México.

Enrique Alfaro da el grito de independencia
Foto: Cortesía

El grito de independencia este año fue distinto: sin gente que gritara “viva México”​, sin vendedores ambulantes con puestos de antojitos mexicanos, sin niños con sus caras pintadas de verde, blanco y rojo, sin el ruido de las matracas y las trompetas y sin fuegos pirotécnicos.

La pandemia de coronavirus aplazó para un mejor momento la algarabía nacional por el 210 aniversario de la independencia, pero esto no fue pretexto para que la fecha pasara desapercibida, al menos no en Jalisco. Palacio de gobierno se vistió de luces. Sus muros reflejaron las batallas que libraron aquellos que nos dieron patria. Una representación llena de color e imágenes tridimensionales que dieron pasó a la melodiosa voz de Edith Márquez que interpretó “México Lindo y Querido”.

El momento estelar llegó a las 10:09 de la noche, cuando del balcón central de Palacio de Gobierno apareció Enrique Alfaro, sosteniendo entre sus manos el lábaro patrio. Tras pronunciar los nombres de los libertadores de México, el primer mandatario tocó la campana, simulando lo que hizo en Dolores Hidalgo, Miguel Hidalgo y Costilla, dando dio pie al levantamiento armado. El silencio ensordecedor se dejó sentir en plaza de armas, la ausencia de los ciudadanos peso más de lo que hubiéramos imaginado. El himno nacional se escuchó a pocas voces, la plaza era muy grande para tan poca gente. La catedral y sus torres fueron mudos testigos del grito de independencia, que podría pasar a la historia como el más triste, no sólo porque la gente no pudo celebrar como todos los años, también porque la pandemia mató a muchas personas.

Las festividades patrias no sólo sirvieron para homenajear a quienes lucharon por nuestra libertad, este año, se reconoció la participación del personal sanitario que lucha en la primera línea de batalla contra el covid-19. El doctor Luis Alberto Romero Padilla, en representación de sus homólogos galenos comentó su sentir por el reconocimiento: “Estoy emocionado por donde hemos llegado porque ustedes con los micrófonos nos ayudaron bastante y nos siguen apoyando, y eso se los agradezco a todos los jaliscienses en lo general”, comentó el especialista de la salud.

El evento que se celebró al interior de palacio de gobierno al cual asistieron políticos, empresarios e invitados especiales de Enrique Alfaro, fue conducido por Rebeca de Alba, quien dijo estar agradecida por venir a Jalisco.

“Aquí a Jalisco, específicamente a esta gran cuidad con tanta historia, feliz de la vida porque dentro de esta nueva normalidad yo creo que se ha logrado hacer una fiesta mexicana con su sana distancia, pero con música, con alegría donde la gente en su casa estuvo disfrutando, todos en familia”, señaló.

CGE