Cocina prehispánica. Los amores de Frida trae exquisita gastronomía Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Los amores de Frida, el restaurante prehispánico de la perla tapatía

El chef Jorge Orozco, Embajador de la Cocina Prehispánica de México, da muestras de su amor a la gastronomía con originales propuestas

Los Amores de Frida es uno de los restaurantes que más pueden presumir, y con orgullo, de haberse arriesgado a rescatar la comida prehispánica, ello le valió al chef Jorge Orozco el ser nombrado por el Gobierno de la República como Embajador de la Cocina Prehispánica de México desde octubre de 2014.

Este es un restaurant ante de comida prehispánica con la carta más grande de México en este rubro: chimucuiles, escarabajos, chapulines, escamoles (hueva de hormiga).

La decoración mantiene el tema de Frida Kahlo, descrita por el chef como una de las representantes del arte mexicano más populares del mundo, además cuenta con una terraza donde hay agaves: tequilana weber, cuishe, mexicano, tobalá. Representantes dignos para acompañar estos platillos, pulque, mezcal, tequila, raicilla y la cerveza de nopal.

Entre los platillos que representan la fusión de la cocina prehispánica con la cocina mexicana se encuentra el mole negro hecho a base de chiles molidos en metate, con mole poblano y oaxaqueño, acompañado de arroz a la mexicana. O el mole verde de pepita, muy poblano con pechuga de pollo, montado en un plato de talavera de Puebla, también con su denominación de origen.

El restaurante también le da un abrazo a la cocina contemporáneo con exquisiteces como las “Hamburguesas Premium” que pueden ser de cocodrilo, jabalí, venado, búfalo, arrachera o filete mignon.

Hay dos platillos servidos en piedra: “El mocajete de piedra de aguacate” con chapulines de Oaxaca, y el “Molcajete tapatío” con nopal, chiles curados, cebollitas cambray chistorra, pechuga de pollo, queso Oaxaca, arrachera, en salsa de molcajete y salsa de xoconostle.

Como postres, encontrarás: “Dulce de chile ancho” con chocolate de Oaxaca, cacahuate y un espejo de reducción de vino del valle de Guadalupe y “chongos zamoranos” hechos en casa.

Por si faltara un incentivo para visitar este lugar, habrá promociones para el día del padre: mole negro, mole poblano o mole verde y dos copas de tequila para papá a $149 o la arrachera con guacamole con dos copas de mezcal por $179 pesos.

GR