El juego del calamar: la descargan en China de forma ilegal Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

La serie 'El juego del calamar', ilegal en China, no frena audiencia

La distópica serie 'El juego del calamar', producida en Corea del Sur, se ha convertido en el lanzamiento más popular en la historia de Netflix.

Archivo

La popular serie de Netflix "El juego del calamar" ha causado furor también en China, país en el que la serie no está disponible de forma legal. Eso no ha detenido a miles de chinos para superar los controles y descargar de manera ilegal todos los capítulos que conforman la trama.

En Shanghái, multitudes se reúnen todos los días en una tienda que vende “dalgona”, el dulce que aparece en uno de los capítulos, donde los jugadores tenían que sacar la figura asignada sin romperla. De la misma forma, seguidores de la serie en China se han entusiasmado comprando todo tipo de productos vinculados a la serie, en especial los disfraces.

Un grupo de amigos que se acercó a la tienda, tras comprar el dulce, se grabaron simulando el desafío de la serie, cortando con una aguja la figura sin romperla. Espectadores en China han calificado el programa como “bastante emocionante”.

La distópica serie “El juego del Calamar”, producida en Corea del Sur se ha convertido en el lanzamiento más popular en la historia de Netflix. La historia trata de un grupo de personas que han acumulado tal número de deudas que para cambiar su vida han aceptado participar en una serie de juegos en los que si no ganan, el precio es la vida.

Comerciantes chinos, pese a que la serie es ilegal en el país, están produciendo máscaras, disfraces y todo tipo de productos que aparecen a lo largo de los capítulos. El comerciante Peng Xiuyang aseguró a la AFP que sus ventas crecieron un 30 por ciento tras poner a la venta productos de la serie.

A través de páginas de fácil acceso, chinos han podido esquivar las restricciones y descargar “El juego del calamar”. Al respecto, el embajador de Corea del Sur en China, Jang Ha-sung, estimó que según cálculos de su dependencia, la serie es distribuida ilegalmente en alrededor de 60 páginas en China. Tan solo en redes sociales ha alcanzado dos millones de vistas.

MEN